© 2018 by PUMILIO

NUESTRA HISTORIA

Me llamo Nathalie. Soy belga pero vivo en Costa Rica con mi familia desde  hace muchos años

y me enamoré de este país desde el primer día.

Como muchas mamás emprendedoras, mis hijos son el motivo principal de mi proyecto.

Quería zapatitos confortables y lindos, para que mi bebé usara en diferentes circunstancias. 

Quería zapatitos saludables, que cuidaran los piecitos de mi bebé de la mejor manera...

Calzado fácil de poner, ligero y flexible...

Quería confeccionar un producto natural, hecho a mano, y hecho con amor...

Así nacieron los Pumilio!

A medida que el bebé va pasando por las etapas de sentarse, gatear y caminar, sus pequeños pies cambian drásticamente. Cuidados de la forma correcta, sus pies serán libres de desarrollarse naturalmente y protegidos durante toda la vida.

 

El pie es la parte del cuerpo con más terminaciones nerviosas. Teniendo en cuenta que el 70% de la información que llega al cerebro está relacionada con las terminaciones nerviosas de los pies, cuanto más pueda sentir el niño el suelo, mejor será la habilidad de su cuerpo para balancearse y caminar correctamente. Los zapatos flexibles con finas suelas como Pumilio, permiten una máxima conexión sensorial en sus pies.

 

El cuero natural es suave y flexible, asegurando que los pies no están restringidos ni en una forma poco natural. Además, un niño que lleva un zapato flexible tiene mejor circulación y sus pies se mantienen calientes de forma natural.

 

Nuestra suela de carnaza es antideslizante y ayuda a los pies de su bebé a ganar estabilidad y desarollar su equilibrio. Con Pumilio, es más fácil hacer sus primeros pasitos. 

 

Todos los Pumilio han sido desiñados para maximizar los beneficios de la moción natural y la sensación de ir descalzo. Nuestros zapatos son hechos a mano, sin usar productos químicos ni tóxicos.

Yo espero que su bebé disfrute sus zapatitos tanto como el mio!